AIE pide una intervención para evitar shock petrolero