Residentes venezolanos advierten que Bolivia sigue los pasos de su país

Residentes venezolanos advierten que Bolivia sigue los pasos de su país

"Creímos mucho, confiamos mucho y ahora estamos así”

Hans llegó al país hace un año y decidió establecerse en Cochabamba por el clima parecido a su natal Caracas. Administrador de empresas de profesión, el caraqueño dejó a su familia para generar más ingresos ante la creciente crisis económica y política en la que se sumió su país. Ahora está más “estable” en Cochabamba, pero todavía con la incertidumbre en el pecho porque ve con preocupación que muchas de las cosas que sucedieron en su país, y que lo obligaron a emigrar, están sucediendo en Bolivia.

Hans, de 50 años, trabaja ahora con una empresa ligada al comercio de acero y es representante en Cochabamba de Venezolanos por el Mundo, un grupo de compatriotas que se vieron obligados a migrar por la crisis. Esta asociación se dedica a ayudar a venezolanos con papeleos u otro servicio que requieran si quieren llegar o establecerse en Bolivia.

“Tengo unas palabras para ustedes, las digo como amigo: nosotros venimos de un futuro, y ese futuro lo hemos vivido y no queremos que ustedes pasen lo mismo. Véanse a un espejo. No cometan los mismos errores que cometimos nosotros. Creímos mucho, confiamos mucho y ahora estamos así”, dijo.

Contó que el año pasado había 200 de sus compatriotas en la ciudad valluna, pero que ya pasaron 300 este año. Aseguró que las elecciones del domingo en su país fueron un fraude. “Ellos controlan todos los órganos del Estado, presionan a la gente con cupones, la gente allá no cree lo que ha pasado con su país”, dijo.

Miguel, por su parte, llegó hace dos años desde Maracay. Es ingeniero geólogo y trabaja en construcción. Relató que el chavismo cambió las normas y leyes de su país a su favor de a poco, y, cuando se dieron cuenta, ya era tarde.

“Hay muchas similitudes en los modelos políticos, pero aquí en Bolivia todavía se está a tiempo para definir su futuro. Nosotros, como residentes, no intervenimos políticamente, eso es decisión de los bolivianos, pero miren nuestra experiencia, los resultados son por demás conocidos”, relató.

Venezolanos en el Mundo reportó que el 80 por ciento de las personas que llegan al país son de oposición y sólo algunos apoyan al chavismo. “¿Será que tienen alguna brujería? No entiendo cómo pueden apoyar a ese tirano si por él tuvieron que salir de Venezuela. No puedo entenderlo”, aseveró, por su parte, Hans.

La mayor parte de los migrantes tiene formación profesional, aseguró, y dijo que la situación más crítica la viven los jóvenes que se ven obligados a salir del país porque no hay empleo. Hans tiene dos hijos: uno de 20 que se fue a España y otro de 24 que está en Colombia.

Miguel, en tanto, señala el modelo boliviano parece “una copia fiel”. “Escuché al Presidente suyo (Morales) decir que sigue los pasos de Chávez. Yo veo igualito, están haciendo los mismos pasos. Gastan millones en obras que no sirven, la propaganda, el discurso, la ideología, la corrupción. Quieren arreglar con una caja de comida, o un canastón”, expresó.

En la misma línea, Germán, otro caraqueño que llegó a finales del año pasado, estudió Enfermería y vende arepas en los supermercados de la zona norte. “A mí se me eriza la piel cuando veo una protesta contra la reelección. Siento igual a lo que sentía cuando empezaron los problemas en Caracas. Allá no reaccionamos a tiempo, ahora espero que no pase lo mismo aquí. ¿Dónde iría?”.

OPINIONES

Hans G. Residente venezolano
“Estoy contento en Bolivia, pero me preocupa que suceda lo mismo que allá, hay muchas cosas parecidas. Espero que aprendan de nuestra experiencia”.

@tutoquiroga – Jorge Quiroga
“Coronación fraudulenta de Maduro es rechazada por democracias del mundo. Sólo lo felicitan colegas tiranos, incluyendo sus jefes castristas de Cuba, porque exprimen a VEN, y sus vergonzosos esbirros serviles de Bolivia”.

DESTACAN LA SOLIDARIDAD Y MOVILIZACIÓN BOLIVIANA ANTE LA CRISIS EN VENEZUELA

Un grupo de colectivos ciudadanos bolivianos acompañó la protesta de residentes venezolanos en la plaza de las Banderas el pasado domingo, cuando se realizaron las elecciones en el país caribeño que dieron por ganador a Nicolás Máduro, a pesar de las denuncias de fraude.

“Éramos unos 30 que nos reunimos y a eso de las 17:00 llegó un grupo de bolivianos para apoyarnos en la vigilia, nos sorprendió. Hay lazos de solidaridad que son importantes”, relató G. H, un venezolano que no quiso dar detalles de su nombre.

Explicó que ya realizaron actividades pero que recién se visibilizan en los medios de comunicación. “Ya hicimos un ‘arepazo’ y otras medidas contra este Gobierno dictatorial”, explicó el residente, a tiempo de mencionar que los venezolanos no pierden su espíritu de “rumba” a pesar de la ingente crisis que golpea a su país.

Venezolanos por el Mundo tiene su central en la ciudad de Santa Cruz, donde reside la mayor parte de los venezolanos en Bolivia, que según la organización pasa de mil.

“Más bien en Bolivia no se ha generado xenofobia como en otros países. Lo que pasa es que el venezolano no sabe emigrar. Siempre fuimos un país receptor pero ahora todos estamos saliendo y nos cuesta acostumbrarnos en otros países”.

Sin embargo, destacó la solidaridad y la calidez de los bolivianos.

Los Tiempos.

Comments

comments

Hans llegó al país hace un año y decidió establecerse en Cochabamba por el clima parecido a su natal Caracas. Administrador de empresas de profesión, el caraqueño dejó a su familia para generar más ingresos ante la creciente crisis económica y política en la que se sumió su país. Ahora está más “estable” en Cochabamba, pero todavía con la incertidumbre en el pecho porque ve con preocupación que muchas de las cosas que sucedieron en su país, y que lo obligaron a emigrar, están sucediendo en Bolivia.

Hans, de 50 años, trabaja ahora con una empresa ligada al comercio de acero y es representante en Cochabamba de Venezolanos por el Mundo, un grupo de compatriotas que se vieron obligados a migrar por la crisis. Esta asociación se dedica a ayudar a venezolanos con papeleos u otro servicio que requieran si quieren llegar o establecerse en Bolivia.

“Tengo unas palabras para ustedes, las digo como amigo: nosotros venimos de un futuro, y ese futuro lo hemos vivido y no queremos que ustedes pasen lo mismo. Véanse a un espejo. No cometan los mismos errores que cometimos nosotros. Creímos mucho, confiamos mucho y ahora estamos así”, dijo.

Contó que el año pasado había 200 de sus compatriotas en la ciudad valluna, pero que ya pasaron 300 este año. Aseguró que las elecciones del domingo en su país fueron un fraude. “Ellos controlan todos los órganos del Estado, presionan a la gente con cupones, la gente allá no cree lo que ha pasado con su país”, dijo.

Miguel, por su parte, llegó hace dos años desde Maracay. Es ingeniero geólogo y trabaja en construcción. Relató que el chavismo cambió las normas y leyes de su país a su favor de a poco, y, cuando se dieron cuenta, ya era tarde.

“Hay muchas similitudes en los modelos políticos, pero aquí en Bolivia todavía se está a tiempo para definir su futuro. Nosotros, como residentes, no intervenimos políticamente, eso es decisión de los bolivianos, pero miren nuestra experiencia, los resultados son por demás conocidos”, relató.

Venezolanos en el Mundo reportó que el 80 por ciento de las personas que llegan al país son de oposición y sólo algunos apoyan al chavismo. “¿Será que tienen alguna brujería? No entiendo cómo pueden apoyar a ese tirano si por él tuvieron que salir de Venezuela. No puedo entenderlo”, aseveró, por su parte, Hans.

La mayor parte de los migrantes tiene formación profesional, aseguró, y dijo que la situación más crítica la viven los jóvenes que se ven obligados a salir del país porque no hay empleo. Hans tiene dos hijos: uno de 20 que se fue a España y otro de 24 que está en Colombia.

Miguel, en tanto, señala el modelo boliviano parece “una copia fiel”. “Escuché al Presidente suyo (Morales) decir que sigue los pasos de Chávez. Yo veo igualito, están haciendo los mismos pasos. Gastan millones en obras que no sirven, la propaganda, el discurso, la ideología, la corrupción. Quieren arreglar con una caja de comida, o un canastón”, expresó.

En la misma línea, Germán, otro caraqueño que llegó a finales del año pasado, estudió Enfermería y vende arepas en los supermercados de la zona norte. “A mí se me eriza la piel cuando veo una protesta contra la reelección. Siento igual a lo que sentía cuando empezaron los problemas en Caracas. Allá no reaccionamos a tiempo, ahora espero que no pase lo mismo aquí. ¿Dónde iría?”.

OPINIONES

Hans G. Residente venezolano
“Estoy contento en Bolivia, pero me preocupa que suceda lo mismo que allá, hay muchas cosas parecidas. Espero que aprendan de nuestra experiencia”.

@tutoquiroga – Jorge Quiroga
“Coronación fraudulenta de Maduro es rechazada por democracias del mundo. Sólo lo felicitan colegas tiranos, incluyendo sus jefes castristas de Cuba, porque exprimen a VEN, y sus vergonzosos esbirros serviles de Bolivia”.

DESTACAN LA SOLIDARIDAD Y MOVILIZACIÓN BOLIVIANA ANTE LA CRISIS EN VENEZUELA

Un grupo de colectivos ciudadanos bolivianos acompañó la protesta de residentes venezolanos en la plaza de las Banderas el pasado domingo, cuando se realizaron las elecciones en el país caribeño que dieron por ganador a Nicolás Máduro, a pesar de las denuncias de fraude.

“Éramos unos 30 que nos reunimos y a eso de las 17:00 llegó un grupo de bolivianos para apoyarnos en la vigilia, nos sorprendió. Hay lazos de solidaridad que son importantes”, relató G. H, un venezolano que no quiso dar detalles de su nombre.

Explicó que ya realizaron actividades pero que recién se visibilizan en los medios de comunicación. “Ya hicimos un ‘arepazo’ y otras medidas contra este Gobierno dictatorial”, explicó el residente, a tiempo de mencionar que los venezolanos no pierden su espíritu de “rumba” a pesar de la ingente crisis que golpea a su país.

Venezolanos por el Mundo tiene su central en la ciudad de Santa Cruz, donde reside la mayor parte de los venezolanos en Bolivia, que según la organización pasa de mil.

“Más bien en Bolivia no se ha generado xenofobia como en otros países. Lo que pasa es que el venezolano no sabe emigrar. Siempre fuimos un país receptor pero ahora todos estamos saliendo y nos cuesta acostumbrarnos en otros países”.

Sin embargo, destacó la solidaridad y la calidez de los bolivianos.

Los Tiempos.

Comments

comments