La estrategia de Alken en retorno absoluto

La estrategia de Alken en retorno absoluto

El objetivo de las estrategias de retorno absoluto es obtener un retorno positivo, incluso en un entorno de mercado bajista, plano o volátil

TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS, sobre el fondo Alken Fund – Absolute Return Europe, fondo con la calificación Consistentes Funds People.

El cambio de los bancos centrales hacia una política monetaria más restrictiva, puede suponer un cambio profundo para los retornos que los mercados financieros puedan generar en los próximos años.

Hasta ahora, los fondos mixtos han sido capaces de generar sólidos retornos con reducidos niveles de riesgo, desde la crisis financiera global. Fueron una serie de circunstancias las que favorecieron este comportamiento, que será difícilmente repetible hacia delante. Pero el escenario está cambiando y, para navegar en este nuevo entorno, los inversores comienzan a orientarse hacia estrategias que, como el retorno absoluto, puedan mantener posiciones relativas largas y cortas.

El objetivo de las estrategias de retorno absoluto es obtener un retorno positivo, incluso en un entorno de mercado bajista, plano o volátil. Un gestor de retorno absoluto busca generar retornos positivos más consistentes en un horizonte de inversión dado, al contar con menores restricciones que un gestor tradicional long-only.

De una selección de fondos de la categoría VDOS de Retorno Absoluto, con nivel de volatilidad entre 5 y 10 por ciento en el último periodo anual, el mejor resultado por rentabilidad corresponde a la clase I en euros de Alken Fund – Absolute Return Europe con un 6,80 ciento de revalorización y una volatilidad de 5,23 por ciento. Se propone como objetivo la obtención de una rentabilidad absoluta positiva a largo plazo a través del uso de posiciones largas y cortas en los mercados europeos, principalmente en valores de renta variable o derivados.

Es por tanto un fondo Long/Short de renta variable europea con sesgo a largo plazo, en el que la selección de valores se hace en base a un enfoque fundamental bottom-up, considerando al mismo tiempo la visión macro cualitativa. La decisión sobre la exposición neta y bruta se basa en el mensaje de las compañías y en indicadores macro.

El gestor del fondo es Nicolas Walewski, director general de Alken, quien funda la sociedad en el año 2005. Con anterioridad, Nicolas gestionó el fondo Oyster European Opps desde 1999 hasta julio del 2005, momento en el que un grupo de inversores le proponen fundar una gestora independiente que pueda invertir en recursos que permitan crecer y, al mismo tiempo, ser capaz de generar rentabilidades atractivas a largo plazo. Previamente, Nicolas fue gestor de opciones sobre Divisas y analista de Medios y Tecnologías de la Información en Credit Lyonnais, donde llegó a gestionar una cartera de renta variable europea con un patrimonio de 1.200 millones de euros.

El proceso de inversión se inicia con una primera fase en la que los analistas buscan identificar valores que, por alguna razón, no descuenten en el precio actual tendencias al alza en los márgenes operativos. La información la obtiene el equipo de analistas de la gestora (7 analistas divididos por sectores) a través de una relación cercana con los equipos directivos de las compañías y la cadena de valor alrededor de las mismas.

Las decisiones se toman de manera factual, y no en base a opiniones. Una vez se ha estudiado el sector y los factores que influyen en la evolución de márgenes, los analistas emplean modelos de valoración para comparar el valor intrínseco con el valor de mercado y se entra en contacto con el equipo directivo de las compañías. Si el descuento al que cotiza el valor es superior al 30 por ciento, podría pasar a formar parte de la cartera. Si se trata de un valor de primera incorporación, comienza con un peso en cartera inferior al 1 por ciento y va incrementándose si se considera oportuno y la liquidez del valor lo permite.

Desde el verano de 2017, la gestora ha comenzado a aplicar un plan de gestión de riesgo, limitando exposición, concentración y volatilidad y aplicando un sistema propietario de monitorización de factores de riesgo. De acuerdo con este plan, los diez valores principales no deben representar más de un 40 por ciento de la cartera y la exposición a posiciones largas no más de un 100 por ciento, mientras que la exposición bruta media no debería de superar el 140 por ciento y la neta el 50 por ciento. Se propone asimismo que la volatilidad media a 1 año no supere el 7,5 por ciento.

Con el propósito de entender la sensibilidad a distintas variables y entender tendencias y flujos de mercado, el control de la exposición de factores cobra cada vez más importancia. El objetivo de la aplicación de estos nuevos límites es evitar draw-downs importantes, sin sacrificar el potencial alcista de los valores en cartera.

La cartera final del fondo incluye entre sus mayores posiciones, acciones de Wirecard AG (6,76%) Aroundtown SA (4,56%) Peugeot SA (3,91%) BM European Value Retail SA (2,71%) y Royal Dutch Shell Plc A Shs (2,67%). Por sector, las mayores ponderaciones corresponden a Materiales (8,83%) Energía (7,64%) Software & Servicios (7,52%) Inmobiliaria (4,85%) y Transporte (4,66%), mientras que por país, Francia (14,68%) Reino Unido (14,22%) Alemania (9,32%) Noruega (3,53%) y España (2,53%) representan los mayores pesos en la cartera del fondo.

Por rentabilidad, la evolución histórica del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2017 y en todos los periodos acumulados, a uno, dos, tres y cinco años. A tres años, su volatilidad es de 11,17 por ciento, reduciéndose hasta 6,30 por ciento en el último periodo anual. En este último periodo, su Sharpe es de 1,12 por ciento y su tracking error, respecto al resto de fondos de su categoría, de 5,03 por ciento. Aplica a sus suscriptores una comisión fija de hasta 1,50 por ciento, además de una comisión de éxito de 20 por ciento relativo al hurdle rate, con periodicidad trimestral.

El equipo gestor mantiene su visión constructiva sobre el entorno, a pesar de la reciente desaceleración mostrada por indicadores como PMIs, confianza del consumidor o evolución del crédito, derivada de la falta de visibilidad sobre decisiones y datos geopolíticos como Trump y los aranceles o la preocupación sobre el resurgimiento de movimientos nacionalistas.  Por todo ello, y pesar de que por ahora estamos en una fase expansiva, desde mayo se muestran más cautos, valorando la fase del ciclo en la que nos encontramos y, por tanto, reduciendo el peso de valores cíclicos. Sin embargo, a largo plazo siguen viendo  potencial alcista importante en sus ideas de alta convicción.

Por su evolución por rentabilidad en el último periodo de tres años, respecto a la volatilidad en el mismo periodo, el fondo obtiene la calificación cuatro estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha adjunta.

Funds People.

Comments

comments

TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS, sobre el fondo Alken Fund – Absolute Return Europe, fondo con la calificación Consistentes Funds People.

El cambio de los bancos centrales hacia una política monetaria más restrictiva, puede suponer un cambio profundo para los retornos que los mercados financieros puedan generar en los próximos años.

Hasta ahora, los fondos mixtos han sido capaces de generar sólidos retornos con reducidos niveles de riesgo, desde la crisis financiera global. Fueron una serie de circunstancias las que favorecieron este comportamiento, que será difícilmente repetible hacia delante. Pero el escenario está cambiando y, para navegar en este nuevo entorno, los inversores comienzan a orientarse hacia estrategias que, como el retorno absoluto, puedan mantener posiciones relativas largas y cortas.

El objetivo de las estrategias de retorno absoluto es obtener un retorno positivo, incluso en un entorno de mercado bajista, plano o volátil. Un gestor de retorno absoluto busca generar retornos positivos más consistentes en un horizonte de inversión dado, al contar con menores restricciones que un gestor tradicional long-only.

De una selección de fondos de la categoría VDOS de Retorno Absoluto, con nivel de volatilidad entre 5 y 10 por ciento en el último periodo anual, el mejor resultado por rentabilidad corresponde a la clase I en euros de Alken Fund – Absolute Return Europe con un 6,80 ciento de revalorización y una volatilidad de 5,23 por ciento. Se propone como objetivo la obtención de una rentabilidad absoluta positiva a largo plazo a través del uso de posiciones largas y cortas en los mercados europeos, principalmente en valores de renta variable o derivados.

Es por tanto un fondo Long/Short de renta variable europea con sesgo a largo plazo, en el que la selección de valores se hace en base a un enfoque fundamental bottom-up, considerando al mismo tiempo la visión macro cualitativa. La decisión sobre la exposición neta y bruta se basa en el mensaje de las compañías y en indicadores macro.

El gestor del fondo es Nicolas Walewski, director general de Alken, quien funda la sociedad en el año 2005. Con anterioridad, Nicolas gestionó el fondo Oyster European Opps desde 1999 hasta julio del 2005, momento en el que un grupo de inversores le proponen fundar una gestora independiente que pueda invertir en recursos que permitan crecer y, al mismo tiempo, ser capaz de generar rentabilidades atractivas a largo plazo. Previamente, Nicolas fue gestor de opciones sobre Divisas y analista de Medios y Tecnologías de la Información en Credit Lyonnais, donde llegó a gestionar una cartera de renta variable europea con un patrimonio de 1.200 millones de euros.

El proceso de inversión se inicia con una primera fase en la que los analistas buscan identificar valores que, por alguna razón, no descuenten en el precio actual tendencias al alza en los márgenes operativos. La información la obtiene el equipo de analistas de la gestora (7 analistas divididos por sectores) a través de una relación cercana con los equipos directivos de las compañías y la cadena de valor alrededor de las mismas.

Las decisiones se toman de manera factual, y no en base a opiniones. Una vez se ha estudiado el sector y los factores que influyen en la evolución de márgenes, los analistas emplean modelos de valoración para comparar el valor intrínseco con el valor de mercado y se entra en contacto con el equipo directivo de las compañías. Si el descuento al que cotiza el valor es superior al 30 por ciento, podría pasar a formar parte de la cartera. Si se trata de un valor de primera incorporación, comienza con un peso en cartera inferior al 1 por ciento y va incrementándose si se considera oportuno y la liquidez del valor lo permite.

Desde el verano de 2017, la gestora ha comenzado a aplicar un plan de gestión de riesgo, limitando exposición, concentración y volatilidad y aplicando un sistema propietario de monitorización de factores de riesgo. De acuerdo con este plan, los diez valores principales no deben representar más de un 40 por ciento de la cartera y la exposición a posiciones largas no más de un 100 por ciento, mientras que la exposición bruta media no debería de superar el 140 por ciento y la neta el 50 por ciento. Se propone asimismo que la volatilidad media a 1 año no supere el 7,5 por ciento.

Con el propósito de entender la sensibilidad a distintas variables y entender tendencias y flujos de mercado, el control de la exposición de factores cobra cada vez más importancia. El objetivo de la aplicación de estos nuevos límites es evitar draw-downs importantes, sin sacrificar el potencial alcista de los valores en cartera.

La cartera final del fondo incluye entre sus mayores posiciones, acciones de Wirecard AG (6,76%) Aroundtown SA (4,56%) Peugeot SA (3,91%) BM European Value Retail SA (2,71%) y Royal Dutch Shell Plc A Shs (2,67%). Por sector, las mayores ponderaciones corresponden a Materiales (8,83%) Energía (7,64%) Software & Servicios (7,52%) Inmobiliaria (4,85%) y Transporte (4,66%), mientras que por país, Francia (14,68%) Reino Unido (14,22%) Alemania (9,32%) Noruega (3,53%) y España (2,53%) representan los mayores pesos en la cartera del fondo.

Por rentabilidad, la evolución histórica del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2017 y en todos los periodos acumulados, a uno, dos, tres y cinco años. A tres años, su volatilidad es de 11,17 por ciento, reduciéndose hasta 6,30 por ciento en el último periodo anual. En este último periodo, su Sharpe es de 1,12 por ciento y su tracking error, respecto al resto de fondos de su categoría, de 5,03 por ciento. Aplica a sus suscriptores una comisión fija de hasta 1,50 por ciento, además de una comisión de éxito de 20 por ciento relativo al hurdle rate, con periodicidad trimestral.

El equipo gestor mantiene su visión constructiva sobre el entorno, a pesar de la reciente desaceleración mostrada por indicadores como PMIs, confianza del consumidor o evolución del crédito, derivada de la falta de visibilidad sobre decisiones y datos geopolíticos como Trump y los aranceles o la preocupación sobre el resurgimiento de movimientos nacionalistas.  Por todo ello, y pesar de que por ahora estamos en una fase expansiva, desde mayo se muestran más cautos, valorando la fase del ciclo en la que nos encontramos y, por tanto, reduciendo el peso de valores cíclicos. Sin embargo, a largo plazo siguen viendo  potencial alcista importante en sus ideas de alta convicción.

Por su evolución por rentabilidad en el último periodo de tres años, respecto a la volatilidad en el mismo periodo, el fondo obtiene la calificación cuatro estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha adjunta.

Funds People.

Comments

comments