España: La prima de riesgo se acelera por encima de los 130 puntos

España: La prima de riesgo se acelera por encima de los 130 puntos

Los inversores extreman sus recelos hacia la deuda española

La crisis catalana aumenta los recelos de los inversores y el interés exigido al bono español a diez años alcanza máximos desde marzo.

La minitregua vivida ayer en la deuda pública española se disipa, y los inversores vuelven a activar una oleada de ventas en la renta fija en medio de la inestabilidad que genera la extensión del conflicto catalán.

A la espera en los próximos días de una eventual declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán, los inversores extreman sus recelos hacia la deuda española y reanudan las ventas que ya llevaron a cabo el lunes, como respuesta al 1-O.

La escalada en la prima de riesgo rozó los 10 puntos básicos el pasado lunes, hasta cerrar en 124 puntos. En la sesión de ayer consiguió resistir sin apenas cambios, hasta repetir en los 124 puntos al cierre.

La jornada de hoy vuelve a acelerar las subidas. La prima de riesgo alcanza por momentos los 135 puntos básicos, 20 por encima del nivel previo a las votaciones del domingo en Cataluña.

El deterioro en la prima de riesgo se produce, básicamente, por los cambios que registra el bono español. La rentabilidad a diez años se afianza muy por encima del 1,7%, hasta rozar incluso el nivel del 1,8%. En este escalada alcanza sus niveles más elevados desde el pasado mes de marzo.

Los inversores trasladan parte de los ahorros que retiran de la deuda española a la deuda alemana, la ‘más segura’ de la eurozona. El bund ejerce de nuevo de activo refugio, y su rentabilidad se enfría para acercarse al nivel del 0,4%.

Tensión antes de la subasta del Tesoro

El incremento en los costes de financiación de la deuda española se produce en vísperas de la subasta que celebrará mañana el Tesoro.

A pesar de la mayor inestabilidad en los mercados, el pasado lunes evitó un freno en el ritmo de emisión de deuda y fijó su objetivo máximo de colocación en 5.250 millones de euros.

El incremento en la prima de riesgo de España ha estrechado el diferencial favorable respecto a la otra gran economía periférica, Italia, por debajo del nivel de los 50 puntos básicos.

Expansión.

Comments

comments

La crisis catalana aumenta los recelos de los inversores y el interés exigido al bono español a diez años alcanza máximos desde marzo.

La minitregua vivida ayer en la deuda pública española se disipa, y los inversores vuelven a activar una oleada de ventas en la renta fija en medio de la inestabilidad que genera la extensión del conflicto catalán.

A la espera en los próximos días de una eventual declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán, los inversores extreman sus recelos hacia la deuda española y reanudan las ventas que ya llevaron a cabo el lunes, como respuesta al 1-O.

La escalada en la prima de riesgo rozó los 10 puntos básicos el pasado lunes, hasta cerrar en 124 puntos. En la sesión de ayer consiguió resistir sin apenas cambios, hasta repetir en los 124 puntos al cierre.

La jornada de hoy vuelve a acelerar las subidas. La prima de riesgo alcanza por momentos los 135 puntos básicos, 20 por encima del nivel previo a las votaciones del domingo en Cataluña.

El deterioro en la prima de riesgo se produce, básicamente, por los cambios que registra el bono español. La rentabilidad a diez años se afianza muy por encima del 1,7%, hasta rozar incluso el nivel del 1,8%. En este escalada alcanza sus niveles más elevados desde el pasado mes de marzo.

Los inversores trasladan parte de los ahorros que retiran de la deuda española a la deuda alemana, la ‘más segura’ de la eurozona. El bund ejerce de nuevo de activo refugio, y su rentabilidad se enfría para acercarse al nivel del 0,4%.

Tensión antes de la subasta del Tesoro

El incremento en los costes de financiación de la deuda española se produce en vísperas de la subasta que celebrará mañana el Tesoro.

A pesar de la mayor inestabilidad en los mercados, el pasado lunes evitó un freno en el ritmo de emisión de deuda y fijó su objetivo máximo de colocación en 5.250 millones de euros.

El incremento en la prima de riesgo de España ha estrechado el diferencial favorable respecto a la otra gran economía periférica, Italia, por debajo del nivel de los 50 puntos básicos.

Expansión.

Comments

comments