España: Calviño y Montero, a Economía y Hacienda

España: Calviño y Montero, a Economía y Hacienda

¿Incrementarán los impuestos, la deuda y el gasto público?

Los ministerios relacionados con economía -a falta de Empleo y de cómo quede el diseño de este ministerio- serán dirigidos por dos mujeres. La gallega Nadia Calviño se hará cargo del Ministerio de Economía, mientras que la andaluza María Jesús Montero irá al Ministerio de Hacienda. Estos son los nombres confirmados del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

– Bankia y apoyar el crecimiento, las tareas de Economía. Calviño asumirá el cargo en un momento en el que la economía española crece a un ritmo anual del 3%, pero con la expectativa de que se vaya desacelerando ligeramente. Entre sus primeras tareas estará la de elaborar el cuadro macroeconómico que acompañará al techo de gasto que previsiblemente se aprobará en julio. Su experiencia en Europa le servirá para defender el papel de España en el futuro diseño del euro y la UE.

Image result for calviño montero
Nadia Calviño

La nueva ministra tendrá que decidir el futuro de Bankia. La clave está en qué momento llevar a cabo la privatización y de qué forma, pues el anterior Gobierno se había fijado entre sus objetivos que el Estado, que controla aún más del 60% de la entidad, saliera del capital de la entidad antes de que concluyera 2019. Sin embargo, el Ejecutivo del PP no descartó ampliar ese plazo si las condiciones del mercado lo hacían aconsejable para recuperar el máximo de las ayudas públicas.

Teniendo en cuenta que Bankia ha perdido en lo que va de año cerca de un 15% de su valor en bolsa, Calviño podría decidir que haya más margen para la privatización, a pesar de que la cúpula de la entidad ha repetido en los últimos meses que hay inversores dispuestos a entrar. Si se apuesta por avanzar en la privatización de Bankia, también tendrá que decidir si la acelera con la colocación rápida de acciones, con lo que tendría difícil desprenderse de más de un 10% del capital, o si opta por la venta de participaciones superiores a grandes inversores.

Image result for maria jesus montero
María Jesús Montero

En materia legislativa, el nuevo Gobierno debería seguir adelante con la nueva ley hipotecaria, con la transposición íntegra de la directiva Mifid2, que obliga a una mayor transparencia a la hora de vender productos de inversión, o de PSD2, que facilita, previa autorización, el intercambio de datos de clientes por su banco.

Una vez que se eligió en los últimos días del Gobierno de Rajoy a Pablo Hernández de Cos como gobernador del Banco de España, un técnico de la casa sin vínculos políticos, es muy probable que a la nueva ministra le toque impulsar la renovación del “número dos” del organismo supervisor. Actualmente el subgobernador del Banco de España es Javier Alonso y, aunque su mandato no expira aún, su intención era dejar el cargo coincidiendo con la marcha este mes de Luis María Linde.

– Déficit y Presupuestos, entre los retos de la titular de Hacienda. Montero tomará el relevo a Cristóbal Montoro en el departamento con el objetivo de déficit público del 2,2% del PIB comprometido con Bruselas como una de sus principales tareas, así como completar la tramitación de los Presupuestos para 2018 y proyectar los del próximo ejercicio y tomar decisiones ante la reforma de la financiación autonómica pendiente.

Aunque es seguro que España saldrá este año del procedimiento de déficit excesivo en el que llevaba inmersa desde 2009, Montero tendrá que trabajar para conseguir cumplir la meta fiscal comprometida con la Comisión Europea, fijada en el 2,2% del PIB para este año, con lo que se deberá hacer un ajuste de unos 10.000 millones para rebajarlo del 3,07% en el que cerró 2017 al 2,2%, un requisito también para poder cumplir la meta de deuda del 97% del PIB.

De hecho, desde Bruselas y la AIReF han advertido ya del riesgo de posible incumplimiento del objetivo de déficit por el aumento de las pensiones. Para alcanzar la meta y hacer frente al aumento adicional en pensiones, Montoro había comunicado a Bruselas la intención de crear un impuesto a las grandes tecnológicas, conocido como tasa Google. La nueva ministra deberá decidir si avanza en esa línea impositiva u opta por otras medidas.

De igual forma, Montero asume la cartera de Hacienda en plena tramitación en el Senado de los Presupuestos para 2018, elaborados y aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy, pero que Sánchez avanzó que mantendrá tras haber conseguido el apoyo del PNV a su moción de censura. El PP ha decidido ahora presentar enmiendas a sus propias cuentas para castigar a los nacionalistas vascos.

El presupuesto alternativo del PSOE a las cuentas del PP contemplaba un aumento del gasto adicional de 8.000 millones de euros, con una recaudación de 6.420 millones a través de subida de impuestos en materia medioambiental a empresas y rentas altas. También proponía hacer frente al gasto en pensiones cargándolo a los impuestos y crear dos nuevos tributos, uno a la banca y otro a las transacciones financieras.

Así, Montero deberá zanjar el asunto de los Presupuestos de 2018 y ponerse de inmediato a trabajar para conseguir los apoyos al techo de gasto de 2019, paso previo y necesario para las futuras cuentas públicas del próximo año. Otro de los principales asuntos pendientes es el referido a la reforma de la financiación autonómica y local. La nueva titular de Hacienda deberá gestionar también el levantamiento del control de las cuentas de la Generalitat de Cataluña.

El Economista.

Comments

comments

Los ministerios relacionados con economía -a falta de Empleo y de cómo quede el diseño de este ministerio- serán dirigidos por dos mujeres. La gallega Nadia Calviño se hará cargo del Ministerio de Economía, mientras que la andaluza María Jesús Montero irá al Ministerio de Hacienda. Estos son los nombres confirmados del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

– Bankia y apoyar el crecimiento, las tareas de Economía. Calviño asumirá el cargo en un momento en el que la economía española crece a un ritmo anual del 3%, pero con la expectativa de que se vaya desacelerando ligeramente. Entre sus primeras tareas estará la de elaborar el cuadro macroeconómico que acompañará al techo de gasto que previsiblemente se aprobará en julio. Su experiencia en Europa le servirá para defender el papel de España en el futuro diseño del euro y la UE.

Image result for calviño montero
Nadia Calviño

La nueva ministra tendrá que decidir el futuro de Bankia. La clave está en qué momento llevar a cabo la privatización y de qué forma, pues el anterior Gobierno se había fijado entre sus objetivos que el Estado, que controla aún más del 60% de la entidad, saliera del capital de la entidad antes de que concluyera 2019. Sin embargo, el Ejecutivo del PP no descartó ampliar ese plazo si las condiciones del mercado lo hacían aconsejable para recuperar el máximo de las ayudas públicas.

Teniendo en cuenta que Bankia ha perdido en lo que va de año cerca de un 15% de su valor en bolsa, Calviño podría decidir que haya más margen para la privatización, a pesar de que la cúpula de la entidad ha repetido en los últimos meses que hay inversores dispuestos a entrar. Si se apuesta por avanzar en la privatización de Bankia, también tendrá que decidir si la acelera con la colocación rápida de acciones, con lo que tendría difícil desprenderse de más de un 10% del capital, o si opta por la venta de participaciones superiores a grandes inversores.

Image result for maria jesus montero
María Jesús Montero

En materia legislativa, el nuevo Gobierno debería seguir adelante con la nueva ley hipotecaria, con la transposición íntegra de la directiva Mifid2, que obliga a una mayor transparencia a la hora de vender productos de inversión, o de PSD2, que facilita, previa autorización, el intercambio de datos de clientes por su banco.

Una vez que se eligió en los últimos días del Gobierno de Rajoy a Pablo Hernández de Cos como gobernador del Banco de España, un técnico de la casa sin vínculos políticos, es muy probable que a la nueva ministra le toque impulsar la renovación del “número dos” del organismo supervisor. Actualmente el subgobernador del Banco de España es Javier Alonso y, aunque su mandato no expira aún, su intención era dejar el cargo coincidiendo con la marcha este mes de Luis María Linde.

– Déficit y Presupuestos, entre los retos de la titular de Hacienda. Montero tomará el relevo a Cristóbal Montoro en el departamento con el objetivo de déficit público del 2,2% del PIB comprometido con Bruselas como una de sus principales tareas, así como completar la tramitación de los Presupuestos para 2018 y proyectar los del próximo ejercicio y tomar decisiones ante la reforma de la financiación autonómica pendiente.

Aunque es seguro que España saldrá este año del procedimiento de déficit excesivo en el que llevaba inmersa desde 2009, Montero tendrá que trabajar para conseguir cumplir la meta fiscal comprometida con la Comisión Europea, fijada en el 2,2% del PIB para este año, con lo que se deberá hacer un ajuste de unos 10.000 millones para rebajarlo del 3,07% en el que cerró 2017 al 2,2%, un requisito también para poder cumplir la meta de deuda del 97% del PIB.

De hecho, desde Bruselas y la AIReF han advertido ya del riesgo de posible incumplimiento del objetivo de déficit por el aumento de las pensiones. Para alcanzar la meta y hacer frente al aumento adicional en pensiones, Montoro había comunicado a Bruselas la intención de crear un impuesto a las grandes tecnológicas, conocido como tasa Google. La nueva ministra deberá decidir si avanza en esa línea impositiva u opta por otras medidas.

De igual forma, Montero asume la cartera de Hacienda en plena tramitación en el Senado de los Presupuestos para 2018, elaborados y aprobados por el Gobierno de Mariano Rajoy, pero que Sánchez avanzó que mantendrá tras haber conseguido el apoyo del PNV a su moción de censura. El PP ha decidido ahora presentar enmiendas a sus propias cuentas para castigar a los nacionalistas vascos.

El presupuesto alternativo del PSOE a las cuentas del PP contemplaba un aumento del gasto adicional de 8.000 millones de euros, con una recaudación de 6.420 millones a través de subida de impuestos en materia medioambiental a empresas y rentas altas. También proponía hacer frente al gasto en pensiones cargándolo a los impuestos y crear dos nuevos tributos, uno a la banca y otro a las transacciones financieras.

Así, Montero deberá zanjar el asunto de los Presupuestos de 2018 y ponerse de inmediato a trabajar para conseguir los apoyos al techo de gasto de 2019, paso previo y necesario para las futuras cuentas públicas del próximo año. Otro de los principales asuntos pendientes es el referido a la reforma de la financiación autonómica y local. La nueva titular de Hacienda deberá gestionar también el levantamiento del control de las cuentas de la Generalitat de Cataluña.

El Economista.

Comments

comments