Bolivia: También la CEPAL tiene malas expectativas de crecimiento

Bolivia: También la CEPAL tiene malas expectativas de crecimiento

El FMI y el BM ponderan un crecimiento menor al 4%

Image result for cepal alicia barcena evo moralesLa Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio a conocer ayer sus estimaciones para 2017, donde señala, en el caso de Bolivia, un crecimiento moderado de hasta el 4%. La expectativa se asemeja a las publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), pero por debajo de la perspectiva optimista del Gobierno en un contexto afectado para el descenso de los precios internacionales que se arrastra desde hace tres años.

“El crecimiento seguirá moderándose (hasta el 4%), pues, a pesar de la mejora del contexto internacional, la baja del desempeño del sector de los hidrocarburos no solo tendrá impacto en la producción, sino también en las finanzas públicas”, informa la Cepal, en su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2017, dado a conocer este jueves en Santiago de Chile.

Señala además que, según las proyecciones de las autoridades económicas, en 2017 el gasto fiscal debería ajustarse; sin embargo, el déficit fiscal del sector público consolidado podría alcanzar el 7,8% del Producto Interno Bruto (PIB), principalmente por el descenso de los ingresos por ventas de gas natural.

Aproximaciones

De acuerdo con el documento Perspectivas económicas globales publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de abril pasado, el crecimiento de la economía boliviana en 2017 será del 4%. El BM se portó menos optimista al calcular que el PIB boliviano crecerá un 3,7% este año.

El FMI explicó que la recuperación de los precios de las materias primas apoyará el leve repunte de las economías de Bolivia, Colombia y Perú. Pero las proyecciones para Bolivia la ubican como la mejor de Sudamérica.

Bolivia sigue optimista

Aunque el Ministerio de Economía no ofreció ningún pronunciamiento sobre los últimos datos de la Cepal, prevé desde principios de año que la expectativa de crecimiento de la economía durante esta gestión llegará al 4,7%.

En febrero, el Banco Central de Bolivia (BCB) y este ministerio firmaron la Decisión de Ejecución del Programa Fiscal-Financiero 2017, donde se fija como meta en 2017 un crecimiento del PIB del 4,7% y una inflación cercana al 5%.

Nuevo contexto

La Fundación Jubileo analizó que estas bajas expectativas están concebidas por el nuevo contexto internacional de los precios de las materias primas que se arrastran desde hace ya tres años, aunque también resaltó el optimismo del Gobierno en sus cifras.

“Estamos en un nuevo contexto económico. Por lo tanto, las proyecciones no son tan favorables como en años anteriores, cuando había una bonanza económica. Las tasas de crecimiento fueron bastante altas; por ejemplo, en 2013 (6,8%) y en 2014 (5%). Ahora ya están bajando las proyecciones. Pero no es solo Bolivia, sino es la región la que tiene menos tasa de crecimiento en estos últimos tres años”, dijo el economista de la Fundación Jubileo, René Martínez.

El analista económico Alberto Bonadona explicó que estas entidades siempre son conservadoras en sus perspectivas.

“Lo que nos dicen es que, en los hechos, el crecimiento que vamos a tener va a ser algo más alto de lo que mencionan. Si la Cepal dice 4%, quiere decir que está calculando de forma conservadora y que podría llegar hasta 4,4% o 4,5%. En cuanto al déficit, también están subiendo más de lo que podría llegar a ser.

Pero Bolivia está viviendo con una expectativa más cercana a la realidad. Desde ese punto de vista, hay bastante optimismo del Gobierno con respecto a la situación económica”, finalizó.

El Deber.

Comments

comments

Image result for cepal alicia barcena evo moralesLa Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dio a conocer ayer sus estimaciones para 2017, donde señala, en el caso de Bolivia, un crecimiento moderado de hasta el 4%. La expectativa se asemeja a las publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), pero por debajo de la perspectiva optimista del Gobierno en un contexto afectado para el descenso de los precios internacionales que se arrastra desde hace tres años.

“El crecimiento seguirá moderándose (hasta el 4%), pues, a pesar de la mejora del contexto internacional, la baja del desempeño del sector de los hidrocarburos no solo tendrá impacto en la producción, sino también en las finanzas públicas”, informa la Cepal, en su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2017, dado a conocer este jueves en Santiago de Chile.

Señala además que, según las proyecciones de las autoridades económicas, en 2017 el gasto fiscal debería ajustarse; sin embargo, el déficit fiscal del sector público consolidado podría alcanzar el 7,8% del Producto Interno Bruto (PIB), principalmente por el descenso de los ingresos por ventas de gas natural.

Aproximaciones

De acuerdo con el documento Perspectivas económicas globales publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de abril pasado, el crecimiento de la economía boliviana en 2017 será del 4%. El BM se portó menos optimista al calcular que el PIB boliviano crecerá un 3,7% este año.

El FMI explicó que la recuperación de los precios de las materias primas apoyará el leve repunte de las economías de Bolivia, Colombia y Perú. Pero las proyecciones para Bolivia la ubican como la mejor de Sudamérica.

Bolivia sigue optimista

Aunque el Ministerio de Economía no ofreció ningún pronunciamiento sobre los últimos datos de la Cepal, prevé desde principios de año que la expectativa de crecimiento de la economía durante esta gestión llegará al 4,7%.

En febrero, el Banco Central de Bolivia (BCB) y este ministerio firmaron la Decisión de Ejecución del Programa Fiscal-Financiero 2017, donde se fija como meta en 2017 un crecimiento del PIB del 4,7% y una inflación cercana al 5%.

Nuevo contexto

La Fundación Jubileo analizó que estas bajas expectativas están concebidas por el nuevo contexto internacional de los precios de las materias primas que se arrastran desde hace ya tres años, aunque también resaltó el optimismo del Gobierno en sus cifras.

“Estamos en un nuevo contexto económico. Por lo tanto, las proyecciones no son tan favorables como en años anteriores, cuando había una bonanza económica. Las tasas de crecimiento fueron bastante altas; por ejemplo, en 2013 (6,8%) y en 2014 (5%). Ahora ya están bajando las proyecciones. Pero no es solo Bolivia, sino es la región la que tiene menos tasa de crecimiento en estos últimos tres años”, dijo el economista de la Fundación Jubileo, René Martínez.

El analista económico Alberto Bonadona explicó que estas entidades siempre son conservadoras en sus perspectivas.

“Lo que nos dicen es que, en los hechos, el crecimiento que vamos a tener va a ser algo más alto de lo que mencionan. Si la Cepal dice 4%, quiere decir que está calculando de forma conservadora y que podría llegar hasta 4,4% o 4,5%. En cuanto al déficit, también están subiendo más de lo que podría llegar a ser.

Pero Bolivia está viviendo con una expectativa más cercana a la realidad. Desde ese punto de vista, hay bastante optimismo del Gobierno con respecto a la situación económica”, finalizó.

El Deber.

Comments

comments