Bolivia: Reservas caen en $388 millones por déficit fiscal y comercial

Bolivia: Reservas caen en $388 millones por déficit fiscal y comercial

Advierten que pueden caer más

El crecimiento  de las importaciones -pese al repunte de las exportaciones- y el déficit fiscal hicieron caer  las Reservas Internacionales Netas (RIN) en  388 millones de dólares, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB) hasta el 16 de marzo de este año.

El año pasado se habían cerrado con un nivel de 10.261 millones de dólares, monto que reflejó un repunte con respecto a 2016; sin embargo,  ahora las RIN se sitúan en 9.873 millones de dólares.

“Esto  sencillamente se debe a nuestro déficit externo. Sucede que al país  están ingresando menos dólares de los que están saliendo, ya sea por comercio exterior de bienes y servicios o por movimiento de capitales”, opinó Armando Méndez, expresidente del BCB.

También señaló que está el déficit fiscal y el país debe tratar de controlar esto y no generar la necesidad de recursos externos para no gastar el ahorro.

El también expresidente del BCB Juan Antonio Morales sostuvo que la causa es el déficit en cuenta corriente y en las cuentas públicas que alcanzan al 7% del Producto Interno Bruto (PIB).

Adicionalmente, indicó que el año pasado el BCB redujo el encaje legal   (recursos de los depósitos que se deben guardar como reserva), con lo cual se liberaron recursos  para canalizarlos a crédito productivo y vivienda.

Para ese propósito se constituyó un fondo en moneda nacional, pero con el compromiso de revertir la operación el 31 de enero de este año.

Según Morales,  estos factores han presionado al descenso de las reservas monetarias.

Pese a todo, aseguró que el stock aún es elevado y las RIN sirven en épocas de crisis.

Sin embargo, advirtió que seguirán a la baja en la medida que el déficit fiscal se mantenga elevado y se sigan empleando estos recursos para el financiamiento de esa brecha.

“Si se siguen gastando, las RIN se   pueden acabar. Hacia 2022 caerán a   un nivel critico,  según proyectó el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, subrayó.

Para Méndez el nivel de reservas monetarias  aún es óptimo, pero la baja es una señal para que el Gobierno sea más austero con el gasto público.

Los 9.873 millones de dólares de las RIN, están conformadas por 7.778 millones de dólares en divisas, 1.815 millones de dólares de reservas de oro, 243 millones de dólares de Derechos Especiales de Giro (DEG) y el saldo es la posición neta con el FMI.

Si se compara  con el nivel que se tenía en diciembre, el stock en divisas es lo  que más bajó, pero las reservas de oro crecieron levemente, de acuerdo con datos del BCB.

Balance comercial

Datos oficiales analizados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) revelan que en enero el déficit comercial alcanzó 138 millones de dólares.

Esto porque las exportaciones si bien repuntaron en un 22% hasta llegar a 671 millones de dólares, las importaciones sumaron 809 millones de dólares.

Para este año en el Presupuesto se fijó un déficit fiscal de 8,3%.

Página Siete.

Comments

comments

El crecimiento  de las importaciones -pese al repunte de las exportaciones- y el déficit fiscal hicieron caer  las Reservas Internacionales Netas (RIN) en  388 millones de dólares, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB) hasta el 16 de marzo de este año.

El año pasado se habían cerrado con un nivel de 10.261 millones de dólares, monto que reflejó un repunte con respecto a 2016; sin embargo,  ahora las RIN se sitúan en 9.873 millones de dólares.

“Esto  sencillamente se debe a nuestro déficit externo. Sucede que al país  están ingresando menos dólares de los que están saliendo, ya sea por comercio exterior de bienes y servicios o por movimiento de capitales”, opinó Armando Méndez, expresidente del BCB.

También señaló que está el déficit fiscal y el país debe tratar de controlar esto y no generar la necesidad de recursos externos para no gastar el ahorro.

El también expresidente del BCB Juan Antonio Morales sostuvo que la causa es el déficit en cuenta corriente y en las cuentas públicas que alcanzan al 7% del Producto Interno Bruto (PIB).

Adicionalmente, indicó que el año pasado el BCB redujo el encaje legal   (recursos de los depósitos que se deben guardar como reserva), con lo cual se liberaron recursos  para canalizarlos a crédito productivo y vivienda.

Para ese propósito se constituyó un fondo en moneda nacional, pero con el compromiso de revertir la operación el 31 de enero de este año.

Según Morales,  estos factores han presionado al descenso de las reservas monetarias.

Pese a todo, aseguró que el stock aún es elevado y las RIN sirven en épocas de crisis.

Sin embargo, advirtió que seguirán a la baja en la medida que el déficit fiscal se mantenga elevado y se sigan empleando estos recursos para el financiamiento de esa brecha.

“Si se siguen gastando, las RIN se   pueden acabar. Hacia 2022 caerán a   un nivel critico,  según proyectó el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, subrayó.

Para Méndez el nivel de reservas monetarias  aún es óptimo, pero la baja es una señal para que el Gobierno sea más austero con el gasto público.

Los 9.873 millones de dólares de las RIN, están conformadas por 7.778 millones de dólares en divisas, 1.815 millones de dólares de reservas de oro, 243 millones de dólares de Derechos Especiales de Giro (DEG) y el saldo es la posición neta con el FMI.

Si se compara  con el nivel que se tenía en diciembre, el stock en divisas es lo  que más bajó, pero las reservas de oro crecieron levemente, de acuerdo con datos del BCB.

Balance comercial

Datos oficiales analizados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) revelan que en enero el déficit comercial alcanzó 138 millones de dólares.

Esto porque las exportaciones si bien repuntaron en un 22% hasta llegar a 671 millones de dólares, las importaciones sumaron 809 millones de dólares.

Para este año en el Presupuesto se fijó un déficit fiscal de 8,3%.

Página Siete.

Comments

comments