Bolivia: Quiebra de YPFB

Bolivia: Quiebra de YPFB

Si no estuviera quebrada esta empresa, ¿para qué necesitaría confiscar las regalías del campo Incahuasi?

Image result for ypfb bolivia

Por: Humberto Vacaflor

José Luis Parada, un economista muy serio, dijo esta semana a una emisora de radio: “YPFB está quebrada”.

Y explicó esta grave afirmación diciendo que, de otra manera, si no estuviera quebrada esta empresa, ¿para qué necesitaría confiscar las regalías del campo Incahuasi?

En este momento, según las muy escasas informaciones sobre producción, el campo en cuestión está produciendo 7,3 millones m3/d de gas, que lo convierte en uno de los que más aportan a la producción total, que es de 56 millones.

Según este economista, el Gobierno cuenta con el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para todos sus caprichos, comenzando por el desconocimiento del referéndum del 21-F y ahora tomándolo como pretexto para congelar las regalías de ese campo productor.

Una carta enviada por un ministro al TCP sobre la situación geográfica de Incahuasi recibió la respuesta de que “los límites son referenciales”, con lo que el Gobierno se vio autorizado a confiscar los recursos del departamento de Santa Cruz, donde se encuentra el campo.

¿Está quebrada, realmente, la mayor empresa estratégica del país, aquella que genera ingresos por exportaciones que le sirven al Gobierno para el despilfarro, que no cesa?

Los campos productores están en una etapa de franca declinación, a tal punto que el experto argentino José Luis Sureda dijo al periódico El Litoral de Rosario que las reservas de gas de Bolivia se agotarán en tres o cuatro años.

Pero el ministro Luis Alberto Sánchez no pierde las ganas de reírse de los bolivianos. Ayer dijo que él era el mejor ministro de hidrocarburos de la historia de Bolivia, y no se le cayó la cara de vergüenza.

Con similar talante tendrá este 24 de abril, en Tarija, una reunión con su colega argentino Juan Luis Aranguren para ¡decidir un incremento del volumen de venta de gas durante el invierno!

Los argentinos saben, quizá más que Sánchez, cuánto gas produce Bolivia y cuánto puede exportar. Si van a firmar un compromiso para aumentar el volumen de la compra-venta será porque saben que, en el momento de la verdad, Bolivia tendrá que pagar por el “deliver or pay”, además de una multa de 15% de ese valor. Con ese dinero, los argentinos podrán comprar gas natural licuado, que es más caro que el boliviano.

Quizá YPFB no esté quebrada, realmente, pero está encarando problemas muy parecidos a los que enfrenta una empresa en quiebra.

En junio, cuando llegue el frío y se sepa cuál mercado sufrirá el déficit, si el boliviano, el brasileño o el argentino, habrá que escuchar las explicaciones de los funcionarios que manejan esta empresa estratégica.

Seguir mintiendo es ya insostenible.

El Diario.

Comments

comments

Image result for ypfb bolivia

Por: Humberto Vacaflor

José Luis Parada, un economista muy serio, dijo esta semana a una emisora de radio: “YPFB está quebrada”.

Y explicó esta grave afirmación diciendo que, de otra manera, si no estuviera quebrada esta empresa, ¿para qué necesitaría confiscar las regalías del campo Incahuasi?

En este momento, según las muy escasas informaciones sobre producción, el campo en cuestión está produciendo 7,3 millones m3/d de gas, que lo convierte en uno de los que más aportan a la producción total, que es de 56 millones.

Según este economista, el Gobierno cuenta con el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para todos sus caprichos, comenzando por el desconocimiento del referéndum del 21-F y ahora tomándolo como pretexto para congelar las regalías de ese campo productor.

Una carta enviada por un ministro al TCP sobre la situación geográfica de Incahuasi recibió la respuesta de que “los límites son referenciales”, con lo que el Gobierno se vio autorizado a confiscar los recursos del departamento de Santa Cruz, donde se encuentra el campo.

¿Está quebrada, realmente, la mayor empresa estratégica del país, aquella que genera ingresos por exportaciones que le sirven al Gobierno para el despilfarro, que no cesa?

Los campos productores están en una etapa de franca declinación, a tal punto que el experto argentino José Luis Sureda dijo al periódico El Litoral de Rosario que las reservas de gas de Bolivia se agotarán en tres o cuatro años.

Pero el ministro Luis Alberto Sánchez no pierde las ganas de reírse de los bolivianos. Ayer dijo que él era el mejor ministro de hidrocarburos de la historia de Bolivia, y no se le cayó la cara de vergüenza.

Con similar talante tendrá este 24 de abril, en Tarija, una reunión con su colega argentino Juan Luis Aranguren para ¡decidir un incremento del volumen de venta de gas durante el invierno!

Los argentinos saben, quizá más que Sánchez, cuánto gas produce Bolivia y cuánto puede exportar. Si van a firmar un compromiso para aumentar el volumen de la compra-venta será porque saben que, en el momento de la verdad, Bolivia tendrá que pagar por el “deliver or pay”, además de una multa de 15% de ese valor. Con ese dinero, los argentinos podrán comprar gas natural licuado, que es más caro que el boliviano.

Quizá YPFB no esté quebrada, realmente, pero está encarando problemas muy parecidos a los que enfrenta una empresa en quiebra.

En junio, cuando llegue el frío y se sepa cuál mercado sufrirá el déficit, si el boliviano, el brasileño o el argentino, habrá que escuchar las explicaciones de los funcionarios que manejan esta empresa estratégica.

Seguir mintiendo es ya insostenible.

El Diario.

Comments

comments