Bolivia, menos económicamente reprimida que Zimbabwe

Bolivia, menos económicamente reprimida que Zimbabwe

Las condiciones de Bolivia para invertir a largo plazo se deterioran muy rápidamente

Image result for bolivia heritage foundation

Como es habitual cada año durante más de dos décadas, la Fundación Heritage acaba de publicar su Índice de Libertad Económica 2018, y como era de esperarse, pocas son las sorpresas al respecto.

Dentro de los aspectos positivos, países como Hong Kong, Singapur y Nueva Zelanda encabezan la lista de los países más económicamente libres en el mundo, ampliando cada vez más la brecha que los separa del resto de países, mostrando, entre otros aspectos, cómo y por qué el respeto por los derechos individuales de propiedad privada como el único camino correcto hacia la prosperidad.

Sin embargo, al mismo tiempo se observa que un país como EE.UU. no figura ni siquiera entre los diez primeros puestos de libertad económica en el mundo, lo cuál debería preocupar no solamente al mismo país, sino a la región e incluso Occidente, que solía ser el gran bastión de la libertad en el mundo desde su fundación.

Bolivia, por su lado, tampoco tiene buenas noticias, habiendo caído nuevamente en el ránking respecto del año anterior, sumado una figura de apenas 44.1 puntos, que lo ubica en el puesto 173 de un total de 180 países analizados, donde solamente se ubica por encima de países como Corea del Norte (180), Venezuela (179), Cuba (178) y Zimbabwe (174).

Esto tampoco constituye una sorpresa, pues tanto la política económica como las garantías de los derechos individuales de propiedad privada han sido afectados sistemáticamente desde los inicios del actual gobierno hace 12 años. De esta manera, las condiciones para invertir a largo plazo se deterioran significativamente, lo cual debería llevar a la reflexión, más aún cuando su tendencia hace que su economía se parezca cada vez más a la de Venezuela, el segundo país con la economía más reprimida del mundo, que a la de Chile, uno de los más económicamente libres no solamente de la región, sino del mundo, como puede observarse en las siguientes gráficas de la misma Fundación Heritage.

Crusoe Research.

Comments

comments

Image result for bolivia heritage foundation

Como es habitual cada año durante más de dos décadas, la Fundación Heritage acaba de publicar su Índice de Libertad Económica 2018, y como era de esperarse, pocas son las sorpresas al respecto.

Dentro de los aspectos positivos, países como Hong Kong, Singapur y Nueva Zelanda encabezan la lista de los países más económicamente libres en el mundo, ampliando cada vez más la brecha que los separa del resto de países, mostrando, entre otros aspectos, cómo y por qué el respeto por los derechos individuales de propiedad privada como el único camino correcto hacia la prosperidad.

Sin embargo, al mismo tiempo se observa que un país como EE.UU. no figura ni siquiera entre los diez primeros puestos de libertad económica en el mundo, lo cuál debería preocupar no solamente al mismo país, sino a la región e incluso Occidente, que solía ser el gran bastión de la libertad en el mundo desde su fundación.

Bolivia, por su lado, tampoco tiene buenas noticias, habiendo caído nuevamente en el ránking respecto del año anterior, sumado una figura de apenas 44.1 puntos, que lo ubica en el puesto 173 de un total de 180 países analizados, donde solamente se ubica por encima de países como Corea del Norte (180), Venezuela (179), Cuba (178) y Zimbabwe (174).

Esto tampoco constituye una sorpresa, pues tanto la política económica como las garantías de los derechos individuales de propiedad privada han sido afectados sistemáticamente desde los inicios del actual gobierno hace 12 años. De esta manera, las condiciones para invertir a largo plazo se deterioran significativamente, lo cual debería llevar a la reflexión, más aún cuando su tendencia hace que su economía se parezca cada vez más a la de Venezuela, el segundo país con la economía más reprimida del mundo, que a la de Chile, uno de los más económicamente libres no solamente de la región, sino del mundo, como puede observarse en las siguientes gráficas de la misma Fundación Heritage.

Crusoe Research.

Comments

comments