Bolivia: La economía de Tarija cayó en 6,1% en 2016

Bolivia: La economía de Tarija cayó en 6,1% en 2016

Tarija recibió entre 2006 y 2016 un total de 35.899 millones de bolivianos de ingresos
En 2016 la economía de Tarija decreció en 6,1%, en contraste el Producto Interno Bruto (PIB) de Potosí registró la tasa más alta del país con 7,49%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
En el pasado quedaron los años de bonanza en los que el principal departamento productor de gas natural se expandía  a tasas de 11,1% (año 2013) y recibía ingentes cantidades de dinero de la renta petrolera.
Hoy, según el presidente de la Federación de Empresarios Privados, Víctor Fernández, Tarija enfrenta la peor crisis económica de los últimos 10 años debido a la caída de ingresos del gas, principal fuente de recursos.
Esto se traduce en desempleo, incremento de la delincuencia y contrabando. “Como nunca había ocurrido, hoy se observa una ola de asaltos y robos violentos en la ciudad”, agregó.
Además de la crisis, la  Gobernación acumuló una deuda de 700 millones de bolivianos porque la anterior administración dejó contratos firmados y obligaciones pendientes de pago que fueron adquiridas en los años de bonanza, pero que no se pueden pagar por la caída de ingresos.
Muchas obras se paralizaron y la situación se torna insostenible,   por eso la Federación y la Cámara de Industria y Comercio de Tarija (Cainco) el 21 de agosto presentarán un diagnóstico de la situación  y cuánto aportó el departamento  al erario nacional  y qué se hizo con los millones de ingresos  que se recibió.
“No hubo la preparación para administrar los ingresos, la anterior gobernación repartió dinero a algunas localidades y se hicieron obras sin ningún fin, por ejemplo, un estadio de 15.000 personas para una población de 2.000 habitantes, una gran estación policial y no se atacó la escasez de agua u obras camineras”, anotó Fernández.
imagen

El departamento espera que el Gobierno central pueda ayudar a generar inversiones.

Chuquisaca,  otro departamento productor de gas, el año pasado creció apenas en  0,79% y también enfrenta una desaceleración de su economía.
Teresa Dalenz, presidenta de los empresarios privados de la región, señala que la caída de ingresos por hidrocarburos también afecta a la región y a los proyectos e inversiones.
Añadió que existe un bajón en la actividad de la construcción y  este año la actividad económica continúa a la baja
“Se necesita mayor inversión para salir del letargo, estamos como penúltimo departamento en aporte al PIB  nacional, pero el sector privado enfrenta muchas cargas impositivas, laborales”, subrayó.
En el extremo, el departamento que tuvo mayor crecimiento económico en el país fue Potosí, con una tasa de 7,49%.
Óscar Gardeazabal, presidente de los empresarios privados, expresó que esto se debe a la actividad minera y a la estabilidad de precios de los minerales.
“La minería apuntala la actividad económica, las grandes empresas del sector están en Potosí, así como la minería chica y cooperativas y su aporte en regalías ayuda a la región”, dijo.
El empresario sostuvo que para los 24 meses  siguientes  se espera que continúe la estabilidad de precios y se pueda mantener las tasas de crecimiento.
Otros departamentos
El reporte del INE da cuenta que el segundo departamento con mayor crecimiento en 2006 fue Santa Cruz con 6,64%, seguido de Cochabamba, 5,54%; La Paz, 5,51%; Beni, 5,35%; Pando, 2,45%; y Oruro, 1,33%.
La economía boliviana registró una expansión de 4,3% y, como se observa, varios departamentos, con excepción de Tarija, Chuquisaca, Oruro y Pando, reportaron tasas superiores al promedio nacional.
En Santa Cruz la economía fue impulsada por la construcción, 21,7%, la producción agroindustrial, 11,4%, e hidrocarburos con una tasa de 11,3%. En Oruro la minería registró una contracción de 3,34% y el comercio en 10,88% y por esa razón el bajo nivel de crecimiento de la economía, revelan los datos del INE.
La región recibió Bs 35.899 millones
Entre regalías departamentales y transferencias desde el nivel central del Estado, el departamento de Tarija recibió entre 2006 y 2016 un total de 35.899 millones de bolivianos de ingresos, según datos del Ministerio de Economía.
Eso significa un 878% más que los recursos obtenidos entre 1995 y 2005 que alcanzaron a 3.670 millones de bolivianos por gobernación, alcaldías y universidades.
Por ejemplo, los gobiernos autónomos municipales del departamento se beneficiaron con un total de 8.230 millones de bolivianos, 1.022% más que en el periodo neo-liberal (1995-2005) cuando las transferencias sólo llegaron a  734 millones de bolivianos.

Comments

comments