Bolivia: FMI prevé crecimiento del 4% para 2018 y 3,8% para 2019

Bolivia: FMI prevé crecimiento del 4% para 2018 y 3,8% para 2019

Además, los riesgos geopolíticos no deben ser descontados

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica un crecimiento económico del 4% para Bolivia este año y del 3,8 % para 2019, ligeramente inferiores al 4,2% registrado en 2017, según sus últimas previsiones económicas presentadas ayer.

La proyección de crecimiento de Bolivia está por encima del promedio de 2% pronosticado para América Latina y el Caribe para este año y del 2,8% previsto para 2019, señala el informe del FMI Perspectivas Económicas Mundiales, difundido en Washington, según reportó EFE.

Sin embargo, Paraguay con una tasa proyectada de 4,5% este año y 4,1% en 2019, será el país con mejor crecimiento.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Bolivia, el Producto Interno Bruto (PIB) del país alcanzó un crecimiento del 3,82% entre enero y septiembre del año pasado.

Las autoridades bolivianas han destacado siempre que la economía local ha continuado creciendo pese a los números negativos en el área de hidrocarburos, el principal producto de exportación del país.

La meta de crecimiento fijada por el Ministerio de Economía en el Presupuesto General del Estado para este año es del 4,7% y la de la inflación del 4,49%.

El FMI proyecta que el Índice de Precios al Consumidor (IPC)  en Bolivia cerrará este año en el 3,5%, menos de lo previsto por el Gobierno, y llegará al 4,5% el próximo año.

El informe del organismo también prevé un déficit por cuenta corriente del 5,4% para este año y del 5,2% para 2019.

Las proyecciones de desempleo del FMI para Bolivia este año y el próximo se mantienen en el 4% registrado en 2017.

El Banco Mundial por su lado en otro informe presentado ayer, prevé una expansión de 3,9% para Bolivia, inferior a la tasa de 4,2% de 2017. La entidad destaca la recuperación de los precios del gas natural.

En diciembre del año pasado, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL)  proyectó un 4% de crecimiento.

La misión del FMI que consultó su visita en Bolivia en diciembre recomendó revisar el gasto para controlar el déficit fiscal y pérdida de reservas internacionales,  y estabilizar la deuda.

Banco Mundial sugiere ajustes fiscales para impulsar expansión 

América Latina debe emprender ajustes fiscales graduales para consolidar e impulsar su crecimiento, aprovechando que, con excepción de Venezuela, se encuentra en la senda de la recuperación económica, afirmó ayer  el Banco Mundial, según AFP.

Maurice Obstfeld, economista jefe del FMI

“Los persistentes déficits y altos niveles de endeudamiento pueden poner en riesgo los logros alcanzados en las últimas décadas, como la baja inflación, la reducción de la pobreza y la desigualdad y la generación de crecimiento inclusivo”, dijo Carlos Végh, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. “A largo plazo, menores déficits fiscales y menores cargas de deuda ayudarían a consolidar estos logros y a impulsar el crecimiento”, añadió.

El documento  Ajuste fiscal en América Latina y el Caribe: ¿Costos en el corto plazo, beneficios en el largo?  alerta sobre la frágil situación fiscal en la región luego de años de débil crecimiento. Y destaca que, ante un entorno externo positivo (mayor precio de los commodities, crecimiento de Estados Unidos y China, alta liquidez), lo mejor para aprovechar la reactivación  es construir espacio fiscal.

Apurar reformas fiscales y estructurales, en especial en sistemas previsionales, permitirá aplicar políticas contracíclicas cuando las condiciones sean menos favorables, dijo el BM. El organismo instó a los países a sumarse a los ajustes graduales que ya comenzaron a hacer Ecuador, Uruguay, México, Colombia, Argentina, El Salvador y Panamá. “El gasto ineficiente e improductivo debe volverse el foco de las reformas”, subrayó el BM.

EEUU y Europa empujarán la  expansión del PIB mundial

La economía global deberá expandirse 3,9% en 2018 y 2019 empujada por Estados Unidos y la zona del Euro, un escenario opacado por las probabilidad de tensiones comerciales y la desaceleración en China, previó este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, “los riesgos geopolíticos no deben ser descontados; y por supuesto la reciente escalada de tensiones sobre comercio presentan un riesgo creciente”, reportó AFP.

Entre las nubes pesadas que flotan sobre este escenario se destacan la perspectiva de un conflicto comercial entre Washington y Pekín, y el efecto negativo que la reforma fiscal deberá tener en la economía estadounidense en los próximos años.

El Fondo elevó las previsiones de crecimiento de Latinoamérica  en una décima respecto de enero, hasta el 2 %, en gran medida por el impulso de Brasil, que aumentó sus previsiones del 1,9% al 2,3%, según EFE.

Las cifras de la región, sin embargo, vienen lastradas por la profunda crisis económica que vive Venezuela, con una contracción estimada del 15% para este año y del 6% para 2019.

De hecho, el FMI prevé que la inflación en Venezuela ronde el 14.000% en 2018, alimentada por la pérdida de confianza en la moneda nacional, una situación acrecentada por el colapso en la producción de petróleo y su exportación.

Además, algunos países de la zona han visto reducidas sus expectativas de desarrollo para 2018,   entre ellos Argentina, que pasa del 2,5% a 2%, Colombia (del 3% al 2,7%) y Perú (del 4 % al 3,7%).

Página Siete.

Comments

comments

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica un crecimiento económico del 4% para Bolivia este año y del 3,8 % para 2019, ligeramente inferiores al 4,2% registrado en 2017, según sus últimas previsiones económicas presentadas ayer.

La proyección de crecimiento de Bolivia está por encima del promedio de 2% pronosticado para América Latina y el Caribe para este año y del 2,8% previsto para 2019, señala el informe del FMI Perspectivas Económicas Mundiales, difundido en Washington, según reportó EFE.

Sin embargo, Paraguay con una tasa proyectada de 4,5% este año y 4,1% en 2019, será el país con mejor crecimiento.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Bolivia, el Producto Interno Bruto (PIB) del país alcanzó un crecimiento del 3,82% entre enero y septiembre del año pasado.

Las autoridades bolivianas han destacado siempre que la economía local ha continuado creciendo pese a los números negativos en el área de hidrocarburos, el principal producto de exportación del país.

La meta de crecimiento fijada por el Ministerio de Economía en el Presupuesto General del Estado para este año es del 4,7% y la de la inflación del 4,49%.

El FMI proyecta que el Índice de Precios al Consumidor (IPC)  en Bolivia cerrará este año en el 3,5%, menos de lo previsto por el Gobierno, y llegará al 4,5% el próximo año.

El informe del organismo también prevé un déficit por cuenta corriente del 5,4% para este año y del 5,2% para 2019.

Las proyecciones de desempleo del FMI para Bolivia este año y el próximo se mantienen en el 4% registrado en 2017.

El Banco Mundial por su lado en otro informe presentado ayer, prevé una expansión de 3,9% para Bolivia, inferior a la tasa de 4,2% de 2017. La entidad destaca la recuperación de los precios del gas natural.

En diciembre del año pasado, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL)  proyectó un 4% de crecimiento.

La misión del FMI que consultó su visita en Bolivia en diciembre recomendó revisar el gasto para controlar el déficit fiscal y pérdida de reservas internacionales,  y estabilizar la deuda.

Banco Mundial sugiere ajustes fiscales para impulsar expansión 

América Latina debe emprender ajustes fiscales graduales para consolidar e impulsar su crecimiento, aprovechando que, con excepción de Venezuela, se encuentra en la senda de la recuperación económica, afirmó ayer  el Banco Mundial, según AFP.

Maurice Obstfeld, economista jefe del FMI

“Los persistentes déficits y altos niveles de endeudamiento pueden poner en riesgo los logros alcanzados en las últimas décadas, como la baja inflación, la reducción de la pobreza y la desigualdad y la generación de crecimiento inclusivo”, dijo Carlos Végh, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. “A largo plazo, menores déficits fiscales y menores cargas de deuda ayudarían a consolidar estos logros y a impulsar el crecimiento”, añadió.

El documento  Ajuste fiscal en América Latina y el Caribe: ¿Costos en el corto plazo, beneficios en el largo?  alerta sobre la frágil situación fiscal en la región luego de años de débil crecimiento. Y destaca que, ante un entorno externo positivo (mayor precio de los commodities, crecimiento de Estados Unidos y China, alta liquidez), lo mejor para aprovechar la reactivación  es construir espacio fiscal.

Apurar reformas fiscales y estructurales, en especial en sistemas previsionales, permitirá aplicar políticas contracíclicas cuando las condiciones sean menos favorables, dijo el BM. El organismo instó a los países a sumarse a los ajustes graduales que ya comenzaron a hacer Ecuador, Uruguay, México, Colombia, Argentina, El Salvador y Panamá. “El gasto ineficiente e improductivo debe volverse el foco de las reformas”, subrayó el BM.

EEUU y Europa empujarán la  expansión del PIB mundial

La economía global deberá expandirse 3,9% en 2018 y 2019 empujada por Estados Unidos y la zona del Euro, un escenario opacado por las probabilidad de tensiones comerciales y la desaceleración en China, previó este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, “los riesgos geopolíticos no deben ser descontados; y por supuesto la reciente escalada de tensiones sobre comercio presentan un riesgo creciente”, reportó AFP.

Entre las nubes pesadas que flotan sobre este escenario se destacan la perspectiva de un conflicto comercial entre Washington y Pekín, y el efecto negativo que la reforma fiscal deberá tener en la economía estadounidense en los próximos años.

El Fondo elevó las previsiones de crecimiento de Latinoamérica  en una décima respecto de enero, hasta el 2 %, en gran medida por el impulso de Brasil, que aumentó sus previsiones del 1,9% al 2,3%, según EFE.

Las cifras de la región, sin embargo, vienen lastradas por la profunda crisis económica que vive Venezuela, con una contracción estimada del 15% para este año y del 6% para 2019.

De hecho, el FMI prevé que la inflación en Venezuela ronde el 14.000% en 2018, alimentada por la pérdida de confianza en la moneda nacional, una situación acrecentada por el colapso en la producción de petróleo y su exportación.

Además, algunos países de la zona han visto reducidas sus expectativas de desarrollo para 2018,   entre ellos Argentina, que pasa del 2,5% a 2%, Colombia (del 3% al 2,7%) y Perú (del 4 % al 3,7%).

Página Siete.

Comments

comments