Metagestión: Los bancos son negocios muy mal gestionados

Metagestión: Los bancos son negocios muy mal gestionados

|
Metagestión - Bancos son Negocios Mal Gestionados

Cuatro años consecutivos mejor que el índice y la categoría, y una rentabilidad anualizada del 10% en las últimas dos décadas. Esta es la carta de presentación del fondo Metavalor, uno de los clásicos de la industria española y que junto a Bestinver fue uno de los pioneros del estilo ‘value’ o valor, fundamental para poner a las gestoras independientes en el mapa.

El vehículo de bolsa española, con 42 millones de euros de patrimonio, es uno de los cuatro fondos que tiene en su oferta Metagestión, y que gestionan Javier Ruiz, director de inversiones, junto con Alejandro Martín y Miguel Rodríguez. En los últimos cuatro ejercicios genera un 15% en rentabilidad anualizada. El equipo gestor actual, explican en una entrevista con Bolsamanía, se hizo cargo del fondo precisamente en 2012: “Nos hemos centrado en invertir en acciones que cotizan a un precio sensiblemente inferior a su valor estimado. Esto es una característica básica del ‘value investing’, pero también ponemos mayor atención en los aspectos cualitativos de las compañías. Creemos que este enfoque es una de las claves para tener éxito a largo plazo”, resumen.

La filosofía ‘value’ se centra en perseguir acciones que por razones coyunturales o irracionales cotizan con un descuento con respecto a la valoración estimada. No obstante, la mayor parte de los gestores veteranos en este estilo de inversión agregan características para comprar calidad. En Metagestión puntualizan que se fijan en el balance, en las cuentas de pérdidas y ganancias, en el estado de flujos de efectivo y, especialmente, en las ventajas competitivas de la compañía. “A partir de la calidad de cada compañía establecemos un múltiplo. Si la cotización en esos momentos nos permite comprar a múltiplos que supongan un potencial del 30% en el caso de Metavalor, o del 50% en el caso de Metavalor Internacional, invertimos en la compañía”, resumen. En el caso de las ventajas competitivas, Ruiz, Martín y Rodríguez reiteran que “son clave. Pensamos que invertir en compañías capaces de generar retornos superiores a largo plazo, y capaces de mantener estas cifras elevadas, no sólo nos permite obtener mayores rentabilidades, sino además una seguridad superior”.

Estas convicciones provocan que la rotación de la cartera sea reducida, indican: “Apenas se producen entradas y salidas, y los mayores movimientos se deben a ajustes en el peso de las diferentes compañías según su potencial crece o decrece”. Un ejemplo de ello es Barón de Ley, empresa cotizada en el Mercado Continuo dedicada a los viñedos que ha multiplicado su valor en bolsa casi por tres desde 2012. El valor llegó a tener un peso en la cartera del 10%, máximo límite legal por acción, cuando calcularon que “tenía un potencial superior al 100%”. “Según ha ido subiendo la cotización y se ha ajustado el precio de la acción con el valor que estimamos, hemos ido reduciendo nuestra posición hasta el 3,6% de los activos”.

Los buenos resultados en 2016 del fondo Metavalor se producen a la vez que en otros competidores. Desde otro clásico como Bestinver, a nuevos jugadores como azValor o Magallanes. Además, el regreso de Francisco García Paramés con el fondo Cobas a través de Inversis, antes de lanzar su propia gestora, ha puesto el foco mediático en este estilo de inversión. “Es muy bueno que se hable de ello. Pero los fondos ‘value’ siguen teniendo una cuota de mercado extraordinariamente baja, a pesar de que, en la mayoría de los casos, son los más rentables a largo plazo”, opinan estos expertos, que aplauden el incremento de la competencia: “Siempre es buena, ya que anima a hacer mejor las cosas. Además, en este caso en concreto (regreso de Paramés), ha servido para dar visibilidad al ‘value investing’, lo que ha hecho que muchos inversores hayan conocido esta filosofía de inversión y nuestros fondos”.

SIN BANCOS

Algunos fondos ‘value’, como los de azValor, W4i o Bestinver, han empezado a comprar bancos, que cotizan con importantes descuentos si se utiliza como referencia el valor en libros frente a su precio en bolsa. No es el caso de Metagestión: “No nos planteamos tener bancos en cartera. Nos parece que son negocios muy mal gestionados, con un riesgo elevado debido a las elevadas posiciones en deuda soberana, y con un negocio con un futuro poco claro”. De hecho, los tres gestores inciden en que un ejemplo: “La red de oficinas que en el pasado suponía una ventaja competitiva para los bancos, se ha convertido hoy más bien en un lastre”.

La principal posición del fondo, así como del Metavalor Internacional, es Talgo, que ha sido protagonista en las últimas semanas por adjudicarse el ‘macrocontrato’ del AVE de hasta 2.642 millones de euros. “Al precio al que cotiza hoy estamos comprando gratis todos los contratos que se lleve a partir de ahora, así como la tecnología o los activos, explican”. Es decir, valoran las adjudicaciones que tiene firmadas por encima de 4,4 euros por acción, que “es el precio al que cotiza actualmente, por lo que en el improbable caso de que tuviera problemas para cobrar alguna adjudicación ya estaría descontado”. Junto al fabricante de trenes, la cartera tiene su mayor exposición a BMETécnicas ReunidasDinamia y Applus. Es decir, alejada de los ‘blue chips’ del Ibex.

Bolsamanía.

Comments

comments