FMI: El mundo nunca había alcanzado la actual deuda de 225% del PIB

FMI: El mundo nunca había alcanzado la actual deuda de 225% del PIB

|
IMF Managing Director Lagarde addresses Institute of International Finance in Washington

La deuda global que suman familias, empresas, corporaciones y gobiernos, sin contar las financieras, se ha situado en 164 billones de dólares -132,4 billones de euros-, esto equivale al 225% del PIB mundial. Al comienzo de la crisis, se tocó el máximo histórico en 2009, pero siete años después el endeudamiento ha crecido en 12 puntos básicos. Tanto la deuda pública como la privada han aumentado de manera similar en los últimos años.

En este sentido, el FMI destacó el pasado miércoles que la deuda pública se encuentra en máximos en economías avanzadas y emergentes, a un nivel “no visto desde la Segunda Guerra Mundial”.La deuda pública juega un papel importante en este aumento global, lo que refleja el colapso económico durante la crisis financiera y la respuesta política, así como los efectos de la caída de 2014 en los precios de las materias primas y el rápido crecimiento del gasto en el caso de los mercados emergentes y los países en desarrollo de bajos ingresos. La media de deuda respecto al PIB de los países avanzados se sitúa en el 105%, mientras que en las economías emergentes el pasivo se sitúa en el 50%.

En un estudio de McKinsey Global Institute ya se alertó de la notable evolución de las deudas en los 47 países con las economías más avanzadas del planeta. En el año 2000, este grupo de países sumaban 87 billones, siendo la deuda contraída por las corporaciones la mayor de todas. En 2014, el crecimiento de las deudas de estos 47 estados llegó a tocar los 199 billones de dólares –en este estudio se suman las deudas financieras, mientras que en los datos del FMI no aparecen–.

China, Japón y Estados Unidos son los países que mayor porcentaje de deuda acumulan. En el caso del país gobernado por Xi Jinping su deuda asciende al 269% del PIB. De esa cantidad, el 170% se corresponde con la deuda corporativa, mientras que la pública representa el 44,32% –faltarían por sumar las deudas de los hogares y las financieras para obtener ese 269%–. Un dato revelador es que la deuda china es 157 veces superior a la de los Emiratos Árabes Unidos.

En el caso de Japón, la deuda es uno de los grandes problemas de su economía. Solamente la pública supone el 235% de su PIB. Un crecimiento sorprendente, ya que, a comienzos de la década de 1980, este indicador se situaba por debajo del 60% del PIB.

Estados Unidos, por su parte, es el país con más deuda pública del mundo en términos absolutos, ya que adeuda 20 billones de dólares. Sin embargo, en porcentaje se encuentra en el 107% sobre el PIB, su mayor nivel desde la Segunda Guerra Mundial, aunque podría llegar al 150% antes de 2050. Desde 1981, la deuda ha pasado de suponer el 40% del PIB al 107% y no hay previsiones de que se reduzca.

¿Y en España?

La deuda pública española es de 1,14 billones de euros, lo que supone el 98,3% del PIB. En 2014, se llegó a superar el 100%, aunque la deuda era menor –se encontraba en 1,04 billones–. Esto sucede debido al crecimiento de la economía –al crecer el PIB se reduce el porcentaje de deuda, pero no la cantidad de la misma–. En España se ha pasado del 16,58% de 1980 al 98,3% actual.

Si España se compara con Europa, debe casi la mitad que Alemania, Reino Unido o Francia en términos absolutos. Sin embargo, estos tres países tienen un porcentaje más reducido de deuda sobre el PIB. Italia con el 132%, Portugal con el 130% y Grecia con el 180,8% son los estados con mayores ratios de deuda de la UE.

Libre Mercado.

Comments

comments

La deuda global que suman familias, empresas, corporaciones y gobiernos, sin contar las financieras, se ha situado en 164 billones de dólares -132,4 billones de euros-, esto equivale al 225% del PIB mundial. Al comienzo de la crisis, se tocó el máximo histórico en 2009, pero siete años después el endeudamiento ha crecido en 12 puntos básicos. Tanto la deuda pública como la privada han aumentado de manera similar en los últimos años.

En este sentido, el FMI destacó el pasado miércoles que la deuda pública se encuentra en máximos en economías avanzadas y emergentes, a un nivel “no visto desde la Segunda Guerra Mundial”.La deuda pública juega un papel importante en este aumento global, lo que refleja el colapso económico durante la crisis financiera y la respuesta política, así como los efectos de la caída de 2014 en los precios de las materias primas y el rápido crecimiento del gasto en el caso de los mercados emergentes y los países en desarrollo de bajos ingresos. La media de deuda respecto al PIB de los países avanzados se sitúa en el 105%, mientras que en las economías emergentes el pasivo se sitúa en el 50%.

En un estudio de McKinsey Global Institute ya se alertó de la notable evolución de las deudas en los 47 países con las economías más avanzadas del planeta. En el año 2000, este grupo de países sumaban 87 billones, siendo la deuda contraída por las corporaciones la mayor de todas. En 2014, el crecimiento de las deudas de estos 47 estados llegó a tocar los 199 billones de dólares –en este estudio se suman las deudas financieras, mientras que en los datos del FMI no aparecen–.

China, Japón y Estados Unidos son los países que mayor porcentaje de deuda acumulan. En el caso del país gobernado por Xi Jinping su deuda asciende al 269% del PIB. De esa cantidad, el 170% se corresponde con la deuda corporativa, mientras que la pública representa el 44,32% –faltarían por sumar las deudas de los hogares y las financieras para obtener ese 269%–. Un dato revelador es que la deuda china es 157 veces superior a la de los Emiratos Árabes Unidos.

En el caso de Japón, la deuda es uno de los grandes problemas de su economía. Solamente la pública supone el 235% de su PIB. Un crecimiento sorprendente, ya que, a comienzos de la década de 1980, este indicador se situaba por debajo del 60% del PIB.

Estados Unidos, por su parte, es el país con más deuda pública del mundo en términos absolutos, ya que adeuda 20 billones de dólares. Sin embargo, en porcentaje se encuentra en el 107% sobre el PIB, su mayor nivel desde la Segunda Guerra Mundial, aunque podría llegar al 150% antes de 2050. Desde 1981, la deuda ha pasado de suponer el 40% del PIB al 107% y no hay previsiones de que se reduzca.

¿Y en España?

La deuda pública española es de 1,14 billones de euros, lo que supone el 98,3% del PIB. En 2014, se llegó a superar el 100%, aunque la deuda era menor –se encontraba en 1,04 billones–. Esto sucede debido al crecimiento de la economía –al crecer el PIB se reduce el porcentaje de deuda, pero no la cantidad de la misma–. En España se ha pasado del 16,58% de 1980 al 98,3% actual.

Si España se compara con Europa, debe casi la mitad que Alemania, Reino Unido o Francia en términos absolutos. Sin embargo, estos tres países tienen un porcentaje más reducido de deuda sobre el PIB. Italia con el 132%, Portugal con el 130% y Grecia con el 180,8% son los estados con mayores ratios de deuda de la UE.

Libre Mercado.

Comments

comments